Menu Home

Política y antropologías del sur tuvieron su espacio en congreso internacional realizado en Mérida

Mérida, 14 de octubre. En la conferencia central del I Congreso Internacional de Antropologías del Sur, realizada a través de un video grabado, el doctor Esteban Krotz, de la Universidad de Yucatán, México, quien es pionero de esta corriente, señaló que en la relación de los antropólogos con el sujeto de estudio se deben reinvindicar las esferas sociales y culturales con las propias a través del instrumento cognitivo de la antropología.

Esto constituye un reto político para los investigadores de esta ciencia social que, según en la intervención posterior del doctor Eduardo Monsonyi, tiene su esencia en el ser humano sin albergar animaversiones ni conformarse con igualitarismos retóricos con respeto a las iniciativas locales desde las bases. Mosonyi reivindicó los períodos presidenciales recientes desde la izquierda crítica no dogmática, sin admitir jerarquías verticales, y además dijo que no hay muchas diferencias entre los autoritarismos de izquierda o derecha.

Dentro de los 16 simposios simultáneos que agruparon los ejes temáticos en diferentes sitios céntricos de la ciudad de Mérida, estado Mérida, Venezuela, se encontraba el primero, que versaba sobre la Antropología política del sur, el intercambio de saberes y la decolonialidad, y se realizó en la Casa de los Antiguos Gobernadores, donde se reunieron varios investigadores a disertar sobre sus proyectos relacionados.

El doctor y profesor de la Universidad del Zulia, Johnny Alarcón, habló de los mecanismos simbólicos de poder que unifican a los simpatizantes de Hugo Chavez, que serían: el hombre-presidente, miembro de la familia-autoridad paterna, protector-maestro, lo que sirve para justificar desde quienes detentan el dominio para establecer lo que es y no es chavismo.

Juan Carlos Rey, otro de los investigadores, analizó desde la entrega de títulos de demarcación territorial para los indígenas la actuación del que considera Estado mítico por su capacidad laxa o flexible ante la dinámica temporal continúa de la cotidianidad política del país. Del Centro de Estudios Políticos y Sociales de América Latina, de la Universidad de Los Andes (ULA), Marco Antonio Rosales revisó el uso de los medios digitales como herramienta para organizar y movilizar los movimientos sociales que participaron en la Primavera Árabe.

Desde la Maestría en Historia en la ULA, César Capinel introdujo las causas de la crisis agroindustrial del 2003 al presente con los más de 3 millones de hectáreas expropiadas, más de mil plantas nacionalizadas y los subsidios de los alimentos sostenidos por la bonanza petrólera. Señaló tres perfiles de alimentación entre los venezolanos: quienes se resisten a cambiarlos al optar por hacer largas colas o comprar a revendedores, los que reinventan la cocina al sustituir unos rubros por otros o disponen de capacidad de adquirir los que existen internacionalmente.

El 1er Congreso Internacional de Antropologías del Sur continuó hasta el sábado 15 con entrada libre a los simposios, la programación se podía consultar en la página electrónica: antropologiasdelsur.org.ve.

Categories: Anuncios

Annel Mejías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *